Herramientas para el control parental del uso de internet

27 agosto, 2015

Evitar que los más pequeños de la casa usen internet es una tarea casi imposible e incluso contraproducente. No hay que resistirse al uso de las tecnologías, pues es el presente, será el futuro y está bien que los niños sepan desenvolverse con ellas como pez en el agua.

Pero todo, como siempre, en su justa medida. No es cuestión de prohibir, pero sí de dosificar, de orientar, de mostrar el equilibrio. Porque en internet también hay cosas buenas.

Precisamente el mundo del juguete ha integrado esta tecnología, la ha asimilado y ha abierto un universo de posibilidades. En otro post ya hablábamos, por ejemplo, del Furby y las opciones de controlarlo mediante los dispositivos móviles.

Por eso no hay que llevarse las manos a la cabeza al ver que los más pequeños navegan por internet. Pero sí hay que protegerlos y guiarles, como cuando se sale a la calle y se llevan de la mano enseñándoles que hay que ir por la acera, que se debe mirar varias veces antes de cruzar, que es obligatorio y más seguro utilizar los pasos de peatones…

Así que coge a tu niño de la mano y adéntrate en esta aventura. Para ello es conveniente no sólo que estés a su lado en los primeros pasos, sino también que prepares el dispositivo de conexión a internet para que no aparezca contenido que pueda ser inadecuado o tengas alguna aplicación que monitorice por dónde anda tu hijo.

Los distintos navegadores permiten establecer filtros de contenido que posibilitan ese control parental del uso que el niño hace de internet. Por ejemplo, si tienes un Mac, puedes crear una cuenta de usuario para niños que directamente controle de una tacada el acceso en los distintos navegadores. Es tan fácil como irse a Preferencias del Sistema > Controles Parentales > +. Una vez introducidos los datos del nuevo usuario se puede restringir desde el uso de determinadas webs hasta ocultar palabras malsonantes en el diccionario, así como el tiempo en el que el usuario en cuestión está delante del ordenador.

En Windows también puedes establecer este control parental sobre el uso del ordenador si vas a Inicio > Panel de control > Cuentas de usuario y protección infantil > Configurar el Control parental para todos los usuarios. Una vez ahí se pueden establecer límites de tiempo, controlar el acceso a los juegos o bloquear programas específicos. 

Pero además, cada navegador trae sus propios filtros. Internet Explorer, por ejemplo, cuenta con un «Asesor de contenidos» al que se accede a través de la Barra de Menú > Herramientas > Opciones de Internet > Contenido. En Clasificación se puede activar el distinto margen de visibilidad en páginas con distinta temática.

Incluso se puede habilitar una contraseña para evitar que estos filtros sean modificados. Es tan fácil como pulsar sobre «Contraseña» una vez que estás en el «Asesor de contenidos».

En Mozilla Firefox también tendrás que irte a Herramientas > Opciones para establecer las restricciones que consideres oportunas.

Pero si utilizas Google Chrome habrá que instalar una extensión, como Parental Control App o Web Filter Pro, de forma totalmente gratuita.

Tal es la preocupación por la seguridad en la navegación por internet de los más pequeños y jóvenes, que han salido al mercado distintas aplicaciones que permiten a los padres tener un control sobre lo que hacen sus hijos cuando están delante de la pantalla.

La oficina de Seguridad del Internauta, del Instituto Nacional de Ciberseguridad, ofrece distintas herramientas para llevar a cabo este propósito.

Entre ellas se encuentra Golden Filter Premium, (disponible para Windows) o Qustodio (disponible para Windows, Android, iOS y Mac), que permite visualizar las páginas visitadas por un usuario de un equipo que tenga instalada la aplicación. Además, se pueden bloquear resultados de búsqueda inadecuados, limitar el tiempo de determinado usuario o restringir el uso de juegos y aplicaciones. Esta aplicación cuenta con una versión gratuita y otra Premium que otorga mayor capacidad de control.

En Nabumbu, web pensada para niños y padres, la filosofía es clara: la protección del pequeño debe ser del 100% y no se llevará a cabo ninguna acción en la que esta máxima no se cumpla. Es por ello que todos los comentarios, vídeos, imágenes o valoraciones de juguetes que se hacen en la plataforma por parte de cualquier usuario son previamente moderados con el objeto de evitar cualquier contenido que pueda resultar sensible para los menores.

Leave a reply
Los juguetes fomentan los hábitos saludablesCompra más barato con bumbus

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: