Juguetes de imitación: ¿Cómo elegir los más adecuados?

17 Junio, 2015

Los juguetes de imitación del mundo de los adultos potencian el desarrollo de las capacidades de los niños. De ahí la importancia de seleccionar los que más favorezcan el desarrollo de sus habilidades.

Uno de los juegos más típicos de los niños, a partir de los 2 años aproximadamente, es el que consiste en imitar el mundo de los adultos: todo lo relacionado con trabajos, ocio, el hogar, etc. El niño pone en práctica, por medio de la imitación, lo que aprende del mundo, de forma que el juego se convierte en todo un campo de experimentación de la vida cotidiana a la que se tendrán que enfrentar en un futuro.

En este tipo de juegos, el juguete se convierte en un elemento importante para dar verosimilitud a la imitación, de forma que los niños vean que la ficción está mucho más próxima a la vida real.

Por este motivo se fabrican productos que no son más que adaptaciones de objetos significativos para los distintos trabajos reales: desde utensilios de cocina, vehículos, pasando por muebles, instrumentos musicales y tecnológicos, hasta ropa o complementos personales.

Estos juguetes de imitación estimulan dichos juegos, que son simbólicos o de interpretación de roles en los niños. Con ellos muestran el grado de conocimiento y de comprensión que están adquiriendo de las acciones de los adultos y su mundo, según su propia experiencia adquirida. Es decir, el juego de los niños nos hará ver las acciones y las rutinas que están aprendiendo del entorno de sus padres o de los adultos que los cuidan.

juguetes de imitación

Asimismo, estos juguetes de imitación favorecen el desarrollo del lenguaje, ya que este tipo de juegos va asociado a la expresión verbal, tanto si el niño juega solo como acompañado, y a la imaginación y la creatividad.

Es muy importante la elección que los padres hagan de este tipo de juguetes de imitación para sus hijos, ya que son los que determinarán el aprendizaje de los pequeños y las rutinas que vayan adquiriendo mediante el juego con esos productos.

Pero ¿cómo elegir los juguetes que potencien las habilidades y capacidades más adecuadas para los niños?

Aquí van algunas recomendaciones:

  1. Podemos empezar por su mundo más cercano, que será lo primero que aprendan. Por ejemplo, los utensilios que puedan valer para jugar a cocinar, como esta cocinita con sonidos de Imaginarium; a cuidar a las muñecas, a conducir pequeños vehículos como esta moto de Toysrus; a ser médico, tendero, etc. Así, tendrán una idea clara de su entorno y podrán aprender a manipular objetos que, a partir de ahora, les serán familiares.
  2. A partir de estos juguetes de imitación, los adultos pueden colaborar para que surjan juegos relacionados con el mundo de los oficios, aquello que los niños ven hacer a los mayores de los que se rodean normalmente. Por ejemplo, echar a volar la imaginación con un banco de herramientas o un maletín de médicos.
  3. Es importante no encasillar a niños y niñas en juguetes sexistas de los que puedan aprender unos roles preestablecidos que los lleven a asimilar que, por ejemplo, los juegos relacionados con las tareas domésticas son para niñas y los de otros trabajos como bombero o jardinero son para niños. De ahí que, cada vez más, las empresas jugueteras se afanen en diseñar juguetes unisex.
  4. Para los más pequeños (a partir de 2 años) son muy interesantes los primeros ordenadores, teléfonos, pianos u otros instrumentos musicales, con los que puedan imitar las acciones de los mayores a la vez que descubren sonidos, colores, luces, etc.
  5. Un poco más adelante las figuras de animales y su entorno, como esta granja de Playmobil, las muñecas y sus complementos o los coches u otros vehículos, como los de esta selección de Toysrus, serán perfectos para representar su particular mundo en miniatura.
  6. Los disfraces también son juguetes de imitación muy acertados para proporcionar a los pequeños materiales con los que representar roles adultos fomentando su imaginación y su creatividad.
  7. A medida que los niños van creciendo se pueden ir añadiendo otro tipo de juguetes de imitación que reproducen actividades más concretas del mundo adulto, por ejemplo, trabajos relacionados con la producción de comida, ropa y otros textiles o complementos, como los que proponen las colecciones Forever Fashion o Fashion Angels de Cife. Con ellos, los pequeños continúan fomentando su creatividad a la vez que elaboran productos a partir de sus propios juguetes.

Las posibilidades son infinitas en el mercado actual. Lo importante es elegir los productos que se adapten a las necesidades y a los gustos de cada niño para que puedan desarrollar mejor sus habilidades.

Leave a reply
Nabumbu empieza a andar…Los 10 errores más frecuentes al comprar juguetes
All comments (1)
  • […] aprendizaje a los pequeños a través de una actividad entretenida. Es lo que se pretende con los juguetes de imitación, de los que ya […] Read More[…] aprendizaje a los pequeños a través de una actividad entretenida. Es lo que se pretende con los juguetes de imitación, de los que ya hemos hablado en este […] Read Less

    Reply

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: