¿Por qué le tienes que comprar un coche teledirigido a tu hija?

28 Julio, 2015

El coche teledirigido ha llegado a Nabumbu y la nostalgia ha venido a mí. En mis cartas a los Reyes Magos no faltaba ningún año esta petición. Los coches radio control eran uno de los juguetes que más me llamaban la atención. Pero, en el fondo, sabía que nunca tendría uno. En los años 80 ser una niña y tener este tipo de juguete eran conceptos casi incompatibles.

Por suerte, los tiempos han cambiado y en las últimas Navidades fui feliz al ver que sus Majestades de Oriente le traían a mis sobrinos Jorge y Paula un coche teledirigido a cada uno. Por supuesto, fui una de las primeras de la familia en probarlos. Sería por eso de matar el gusanillo…

Afortunadamente el estereotipo de que “los coches son para los niños” está quedando poco a poco arrinconado y cada vez son más los padres que compran coches radio control tanto para sus hijos como para sus hijas. Y lo mismo sucede con otro tipo de juguetes.

Entonces, ¿es definitivamente el coche teledirigido un juguete unisex o se siguen fabricando productos sexistas?

Creo que todo depende del uso que se haga de los juguetes que nos ofrece el mercado y de cómo le planteemos la realidad a los niños.

En un post anterior ya hablábamos de lo negativo que puede resultar para los pequeños diferenciar entre juguetes para niños y para niñas. Lo citábamos como uno de los 10 errores más frecuentes al comprar juguetes.

También hay quienes acusan a los publicistas de hacer anuncios sexistas y hay quienes recuerdan que aún vivimos en una sociedad machista que queda reflejada en la publicidad y en los juguetes.

En este sentido, ya son muchas marcas las que se unen al carro de dejar atrás esta tendencia sexista, lo que ayuda a ir cambiando poco a poco esta mentalidad en nuestra sociedad.

Por ejemplo, Toy Planet presentó su catálogo de Navidad no sexista en 2014 donde aparecían niños con carritos y cocinitas y niñas empujando camiones y subidas a motos.

También instituciones públicas como la Junta de Castilla y León puso en marcha la campaña “Jugar para ser iguales” con el mismo objetivo. Y cada Navidad no faltan ayuntamientos o asociaciones que lleven a cabo acciones de este tipo, coincidiendo con la época de mayor venta de juguetes.

Poco a poco se van consiguiendo avances y ese coche teledirigido que antes se regalaba solo a niños, ahora también se ofrece a las niñas. Pero, en definitiva, son los más pequeños quienes, independientemente de su sexo, deberían elegir qué juguete prefieren en cada momento. Es tarea de los adultos ofrecerles una gama de oportunidades lo suficientemente amplia como para que puedan escoger lo que más les guste sin que nadie les diga si son juguetes de niño o de niña.

Por eso, ahora veo ese Rayo McQueen Radio Control donde dos de mis pasiones se unen: el protagonista de la película Cars y el control remoto, y me pregunto: ¿Estaré a tiempo de conseguir mi soñado coche teledirigido?

Y tú, ¿se lo regalarías a una niña?

Leave a reply
La revolución de los juguetes electrónicosFábrica de polos Frozen: jugando a cocinar en verano
All comments (3)

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: